sábado, 5 de mayo de 2018

Conjugar




Conjugar la vida con la muerte,
el sonido con el silencio,
el destino con la suerte,
lo que pienso con lo que siento...
Conjugar tu boca con mi beso,
tus manos con mis caricias,
tu deseo con mis ansias,
tus anhelos con mis sueños...
Conjugar el camino con el andar
el sendero con las huellas,
la incertidumbre con la fe,
la alegría con la querella...
Aunar el corazón con el cuerpo,
la piel con el cerebro,
la dilación con el momento,
¡y llevar adherido al alma, el ensueño!...

Paula

3 comentarios:

  1. A veces es difícil y otras, por el contrario, mucho más factible conjugar todo lo que pensemos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es así, sobre todo sin dejar de lado los sueños y los pensares de ensueño que tanto alimentan alegría a nuestros corazones.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar